La Catedral de Lima

La Catedral es el edificio religioso más importante de la ciudad de Lima

Catedral de Lima

La Catedral de Lima una construcción de estilo renacentista que en su interior muestra influencias de varios estilos. Al interior se encuentran valiosas obras de arte, Las criptas donde reposan los restos de Francisco Pizarro y de Nicolás de Rivera (primer alcalde de Lima) y funciona el Museo de Arte Religioso de la Catedral de Lima.

La Catedral es el edificio religioso más importante de la ciudad de Lima. Se inicio su construcción en 1535 sobre el antiguo templo de Puma Inti, en la esquina de la Plaza Mayor y la calle Judíos y estaba hecho de adobes y techo de troncos. En 1543 obtuvo el rango de catedral por bula del papa Paulo II, a la vez que Lima en 1547 fue elevada a arquidiócesis aumentando su importancia y hegemonía eclesiástica.

En 1564, el arzobispo Jerónimo de Loayza encargó al alarife Alonso Beltrán la reconstrucción del templo, a semejanza de la catedral de Sevilla, obra que se terminó en 1605. El púlpito y la sillería del coro -obra del artista español Pedro de Noguera- fueron colocados durante esta remodelación.

Luego del terremoto de 1746, la Catedral quedó destruida. En 1748 el virrey José Antonio Manso de Velasco -el Conde de Superunda- ordenó su reconstrucción, encargó que cumpliera el jesuita austriaco Johann Behr. Se culmino esta segunda reconstrucción de la catedral en 1758, que en sus aspectos básicos es la que hoy podemos observar.

Al interior de la Catedral destacan una capilla de estilo barroco dedicada a La Inmaculada; la sillería del coro; el retablo de San Juan Bautista que posee admirables tallas en madera; una escultura de Cristo y otra de santa Apolonia de Juan Martínez Montañés; el conjunto de la Sagrada Familia; un cuadro en relieve de la Adoración de los Pastores, obra de Alonso Gómez, un Cristo de marfil regalo de Carlos V. La catedral cuenta también con un interesante museo de arte religioso que guarda una interesante colección de pinturas, escultura, cálices y casullas.

Hace pocos años se descubrieron Las criptas en la Catedral, Las criptas muestran cómo eran los entierros en la Lima colonial, marcados por la religiosidad y también evidencian la usanza fúnebre de la clase pudiente colonial. En la catedral hubo entierros hasta que se abrió el cementerio Presbítero Maestro en 1808. La catedral alberga los restos de Francisco Pizarro descubiertos en la cripta en 1980. En la cripta de Santa Ana, reposan los restos de Nicolás de Rivera, el primer alcalde de Lima.

El año 2012 se abrió al público las Bóvedas Asunción y Candelaria que datan del siglo XVII y han sido puestas en valor, ambos espacios muestran cómo eran los entierros de la Lima virreinal. Se tiene acceso a La cripta de Nuestra Señora de la asunción, La cripta de la candelaria se puede apreciar a través de unos gruesos vidrios. Ambos espacios han sido incluidos en el circuito turístico de la catedral limeña.

En la tumba de la candelaria, descubierta en mayo del 2011, se hallaron 5 tumbas colectivas, con huesos de 70 cuerpos en total, entre hombres, mujeres y niños, ahí se enterraron a familias de la cofradía de los zapateros, poderoso en la colonia. Los hombres tenían hábitos de los santos de devoción, las mujeres, corsés; y los niños anillos en cada dedo.

En la cripta de la asunción, debajo de la capilla del mismo nombre y en donde en el 2003 se hallaron restos de 103 personas, siempre en el ala derecha del templo, se puede apreciar tumbas dispuestas en 2 niveles, recreaciones de entierros a la usanza de la época, además de un pozo antisísmico de seis metros debajo de la pista del Jr. Huallaga.

Además de la Asunción y la Candelaria, en la catedral de Lima están las criptas Arzobispal, a la que si se accede y donde están enterrados los arzobispos de la capital, y de la Santa Ana, donde fueron hallados los restos de Nicolás de Rivera, el primer alcalde de la ciudad, y los de su familia.

La cripta de Santa Ana podrá ser visitada en la segunda mitad del 2013.