Parque de la Exposición

lugar ideal para llevar a los niños a jugar y relajarse

Parque de la Exposición

El Parque de la Exposición es uno de los más hermosos de la ciudad de Lima –Durante un corto tiempo se llamo Gran Parque de Lima-, dentro de sus aéreas de estilo europeo se ubica el Palacio de la Exposición hoy funciona el Museo de Arte de Lima MALI, un pabellón morisco, el Pabellón Perú, el jardín japonés, la laguna,  la Fuente China,  y una hermosa pérgola con una cúpula neo renacentista.  El parque constituye uno de los más hermosos espacios de recreación pública.

Este espacio recreativo posee también espacios culturales como el Auditórium Nicomedes Santa Cruz, el teatro La Cabaña, donde se presentan obras infantiles y el teatrín de la Escuela de Arte Dramático.

En la década de 1870, durante el gobierno de José Balta, se dispuso la demolición de las murallas de la ciudad para permitir su crecimiento y se diseñó el parque –donde se encontraba la antigua puerta de Guadalupe- que albergaría a la Exposición Internacional de Lima de 1872, así como el Palacio de la Exposición. El diseño de extenso parque, de estilo neorrenacentista, estuvo a cargo de Manuel Atanasio Fuentes y del arquitecto italiano Antonio Leonardi, quien además planificó el Palacio de la Exposición. Los planos originales incluían varios pabellones y hasta un zoológico, y el área que hoy abarcan el Estadio Nacional, el Parque de la Reserva y el Centro Cívico.

En 1921, durante la celebración del primer centenario de la independencia, el presidente Augusto B. Leguía ordenó la construcción del pabellón bizantino y el edificio que hoy pertenece al Ministerio de transportes. La colonia china en el Perú, por su parte, donó una fuente de agua

Durante la Guerra del Pacífico, los terrenos del parque fueron utilizados como un hospital de campaña y una guarnición del ejército hasta el ingreso de las tropas chilenas a la ciudad que lo usaron como cuartel.

Durante la década de 1960, con la demolición del paranóptico y la construcción del Centro Cívico, el parque ganó el área donde actualmente se encuentran el Museo de Arte italiano y el Centro de Estudios Histórico-Militares –remodelados en los últimos años-, dos notables construcciones que hoy se encuentran separadas del conjunto principal por el Paseo Colón.

En la década del 70 este parque cayó en el abandono y paso al olvido; y en los años 90, fue remodelado. Se construyeron lagunas artificiales y un anfiteatro para eventos. Ahora es un lugar ideal para llevar a los niños a jugar y relajarse.