Palacio de Torre Tagle

Hoy en día esta hermosa casona es visita obligada de turistas.

Palacio de Torre Tagle

El palacio de Torre Tagle mansión considerada uno de los mejores exponentes del estilo residencial limeño del siglo XVIII. El edificio es propiedad del estado peruano desde 1918 y desde entonces sirve como sede de la Cancillería del Perú. Hoy en día esta hermosa casona es visita obligada de turistas.

La casona señorial limeña de Torre Tagle se edificó en 1735, fue construida por don José Bernardo de Tagle y Bracho, a quien el rey Felipe V concedió el título de primer marqués de Torre Tagle. La casona posee una portada labrada en piedra, en cuya parte superior destaca el escudo de la familia Torre Tagle: “Tagle se llamó quien a la sierpe mató y con la infanta casó”.

La fachada cuenta con una gran portada barroca y dos hermosos balcones moriscos con reminiscencias mudéjar, tallados en madera en buen estado de conservación, que cuentan con celosías, que servían de espacio para la tertulia, sobre todo durante las tardes de verano. La plataforma de los balcones está sostenida sobre vigas talladas, que uno puede apreciar al caminar por abajo.

La casa familiar dispone de elegantes salones y opulentas escalinatas. El zaguán presenta cuatro arcos rebajados esculpidos en piedra y los muros cubiertos de decorativos azulejos muestran una mezcla de influencias españolas y moras. Este lleva al primer patio, amplio y luminoso, concebido como el centro de todo el conjunto. Es también notable el artesonado de los techos, tanto en los corredores y diferentes ambientes del interior.

La mansión Torre Tagle tuvo en el siglo pasado entre sus valiosas obras de arte a la famosa pinacoteca Ortiz de Zevallos, de la que aún se conservan algunos cuadros, inclusive uno, Retrato de un viejo rabino, que se atribuye a Rembrandt.